Rol Mitologico

Las historias y vivencias de guerreros increibles nacen aqui. En este foro eres libre desencadenar guerras, aventuras y dejar tu huella en el mundo como un gran guerrero.
 
Índicehttp://zona-mitFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosConectarseRegistrarse

Comparte | 
 

 Misión: Repartiendo la correspondencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
MaxGonzales
Admin
avatar


MensajeTema: Misión: Repartiendo la correspondencia   Jue Ene 20, 2011 9:07 pm

Los pasillos de la academia estaban siendo transitados constantemente.La gente iba y venia,hablando y riendo entre ellos. Yo los contemplaba desde el parque que se encontraba en medio de la academia. Estaba sentado debajo de un arbol y pensaba en la existencia de aquellas personas.Mis ideas divagaban mucho entre el por que algunos corrian apresurados y otros parecían estar muy ocupados.

Lleve mi mano al pequeño bolso de cuero que tenía y saque un cuaderno. Lo abrí y con una pluma en la mano empeze a escribir una analisis de mis habilidades hasta ese momento. Pensaba seriamente en lo que estaba haciendo y como poder mejorar mis habilidades. Ya sabía las que poseia pero solo era cuestion de esfuerzo el volverlas más eficaces. Tambien escribí en un apartado una breve nota sobre mi velocidad, ya que en algunas situaciones la habia sentido diferente a la normal.

Al terminar de escribir, note que la gran multitud que transitaba a cada momento por los pasillos de la academia se había ido. Me di cuenta en ese instante que no estaba solo en el jardín. Una persona estaba sentada al otro lado de donde estaba yo. Leia un libro y parecia disfrutarlo. Note que era un miembro de rango muy superior al mío y decidi ponerme de pie para saludar. Me acerque y le dije con algo de temor.

-Buenos dias Maestro

Aquel hombre levanto su rostro y con una sonrisa en el me dijo

-Hola, que tal

Su apariencia no podia ser la de un maestro, así que me sentí bastante avergonzado por aquel error que había cometido.

-Es usted...

-Claro que sí, soy un maestro de la hermandad

-Oh,ya veo.Puedo sentarme a su lado

-Claro

Me sente en frente suyo y con una respiración más tranquila dije:

-Maestro, mi nombre es Evans Miller, queria pedirle un poco de ayuda

-Por supuesto, dime que necesitas-dijo mientras cerraba su libro.

-Podria ver esto- dije mientras le extendia el cuadernillo con el analisis de mis habilidades que había escrito.

Lo miro detenidamente y luego dijo:

-Muy interesante, parece que ya has entrenado bastante, pero hay algo que me preocupa

-¿Que es?

-Que no has entrenado ni tu habilidad de autosanación ni la de tu velocidad

-¿Mi velocidad?, entrenar la autosanación

-Así es, tu has escrito en este pequeño apartado que sientes algunas veces que tu velocidad nos es la misma

-Pues si pero

-Esa una habilidad de tipo fisica, es obvio que no la tomes en cuenta pero es una habilidad

-Ya veo

-Y tu autosanación, pues es una habilidad muy rara, casi nadie tiene la autosanación, muy pocos nacen con ella, pero siempre gasta mucha energia

-Entiendo y como se supone que la puedo entrenar

-Aprendiendo a manejar tu energia

-La concentración me ayudaria

-La concentración es algo basico, no es suficiente

-A, eso tambien pensaba yo pero...

-Antes que nada muchacho, de donde vienes

-De Miderfalt

-Mider..., de casualidad has escuchado algo acerca del Legado del Dragón- dijo con un tono de mucho interes

-Si, mi padre siempre nos hacía referencia a eso

-Oh, vaya que interesante, oye chico quieres que yo te ayude a mejorar tus habilidades

-Enserio

-Claro

-Seria un honor, maestro-dije emocionado

-Jejejejeje, venga no mientasm se bien que piensas que soy demasiado joven

-Bueno si

-Mi nombre es Dimitri Adelberg ,soy maestro de la hermandad, tengo 27 años, soy uno de los más jovenes

-Huau, eso es impresionante

-Aunque creo que pronto...-susurro para si mismo

-¿Maestro?

-No es nada, no me hagas caso

-Maestro,como es que usted llego a ser maestro tan joven

-Mucho esfuerzo

-A ya veo

-Bien, sabes tengo 4 meses de descanso por la ultima misión que hice así que tenemos suficiente tiempo para entrenarte

-Maestro, el proximo año sera mi iniciación

-Claro, ya lo se, es por eso que en 4 meses debemos mejorarte, pasaras el verano y lo que resta del año entrenando conmigo, así que preparate

-Si, hare lo mejor que pueda

-Antes que hagas algo, ¿puedes ayudarme en algo?

-Por supuesto

-Toma-dijo mientras me entregaba un paquete de cartas-esas cartas son el correo para algunos miembros de la hermandad, podrias llevarselos

-Si

-Bien, te lo contaré como una misión

-Gracias

-Entonces puedes empezar, ve-dijo mientras sacaba su libro de registros

Me despedi con una reverencia y camine hacia la entrada a los pasillos. Me aleje del jardin de la academia pensando en la oportunidad que tenía.

-Me pregunto por qué el maestro Dimitri querra entrenarme.Tal vez noto que soy muy debil. Ah,ah,ah, lo sabía debo entrenar más

Me detuve en la intercección con un nuevo pasillo a la derecha. Mire el paquete de cartas y quite el hilo que lo ataba. Mire la primera carta, la cual estaba dirigida para Rita Melnick. En ese momento me di cuenta de la dificultad de mi misión.

-No conosco a las personas a las que les van dirigidas estas cartas-dije con enojo para mi mismo.

Unas voces y susurros me despertaron de mis pensamientos. Vi que un grupo de muchachos caminaba hacia donde estaba yo por el pasillo de la derecha. Lo vi llegar y los salude. Ellos hicieron lo mismo y les dije:

-Disculpen muchachos, alguno de ustedes conoce a Rita Melnick

El grupo de chicos se miró y luego una voz desde detras del grupo dijo:

-Yo sí

Una mano se levanto y apartando a los otros se coloco en frente mío. Era un muchacho de baja estaturam, cabello negro recortado y ojos cafés.

-Rita Melnick, tiene el rango de caballero. Siempre al medio día, almuerza en la terrasa de la academia.La podras encontrar en ese lugar.

-Gracias-dije con una sonrisa

El grupo de muchachos se fue y yo me quede de pie. Mis animos habían regresado. Camine algo apresurado hacia las escaleras más sercanas y subi hasta la terrasa. Ya hay me di cuenta que no había nadie. Era algo temprano, asi que decidi esperar. Pasaba el tiempo y cada vez pensaba que lo que me había dicho el muchacho era mentira. El sol ya estaba en todo lo alto y nadie llegaba. De pronto sentí unos pasos acercandose por las escaleras. Una mujer con ropas de la hermandad había llegado a la terrasa. Se había sentado en uno de los asientos de marmol que estaba por toda la terrasa. Tenía un paquete en la mano el cual abrío y dejo ver la comida que había traido.

-Tal vez es ella-pense por un momento

Aquella mujer poco años mayor que yo estaba comiendo y en algunos momentos me miraba.Parecia que mi presencia no era muy común y eso era lo que había notado. Me le quede mirando un momento. Aquella mujer se dio cuenta y sonrio para si misma. Era bastante atractiva, la cual no podia ignorar. Cuando termino de comer, me miro un momento y me sonrío. Luego se recogio el pelo y empezo a mirar hacia el resto de la hermandad.

Fue ese momento cuando decidi acercarmele. Me puse de pie y con las dos cartas que le habían enviado en la mano, camine hacia donde estaba.Giro su rostro y me vio venir. Sus ojos azules era hipnotizantes y casi pierdo el equilibrio cuando llegue frente a ella.

-Disculpe señorita es usted Rita Melnick

Nuestras miradas se cruzarón y senti como si toda mi sangre hirviera.

-Si-dijo con su voz suave-soy yo

-Perdone por molestarla, mi nombre es Evans Miller

-Mucho gusto, Evans en que te puedo ayudar

-Tengo correspondecia para usted-dije mientras le estiraba mi temblorosa mano con las cartas que iban dirigidas hacia ella.

Las tomó con algo de entusiasmo y luego dijo:

-Gracias, pensaba que nunca nadie me iban a escribir

-De nada señorita, un placer en servirla-dije mientras daba un paso hacia atras para irme

-No, espera, no te vayas, deja un momento que lea para agradecerte que hayas traido mi correo

-Es solo una oblicación señorita

-Pero vas a esperar verdad

-Si usted insiste

-Bien pues veamos de quien se trata- dijo mientras abria una de las cartas.

Leyo atentamente la primera carta y con una sonrisa en el rostro. Pasarón unos minutos para que terminara de leerla y luego la guardara.

-Esa no valia nada, veamos las otras

Leyo las demás y cuando termino la ultima, hizo un gesto de alivio.

-Vaya las cartas de mi madre siempre son tan largas


-Espero que se encuentre bien señorita

-Si parece que todos estan bien

-Bien por usted

Guardo las cartas y luego me miro.

-Gracias por traerlas Evans

-De nada señorita

-Oye no me digas señorita, dime Rita, por si no lo sabes no tenemos tanta diferencia de edad.

-Bueno, Rita ya me puedo retirar

-Antes de eso, dime Evans, te paresco intimidante

-Mmmm, pues para serle sincero un poco, nose por que pero cuando me acercaba casi pierdo el equilibrio, no sabria decirle si es por su habilidad o por...

-Jajaja, hay niño no digas más o me tentaras a que quiera salir contigo

-¿Que?

-Olvidalo,jajajaj, pues no te preocupes, no soy mala-dijo con una mirada picara

-Disculpe Rita pero debo seguir con mi misión

-Oh ya veo así que esto es una misión

-Si

-Pues puedes continuar, oye Evans dime podemos ser amigos, tengo 26 años asi que podriamos ser amigos

-Seria un honor

-Bien pues ya somos amigos- dijo mientras se ponía de pie

Me miro y notó que estaba nervioso. Hubo un silencio muy profundo durante unos segundo y luego Rita me abrazo y me dijo al oido.

-Mi habilidad es la hipnosis y el desequilibrio de los sentidos, si no tienes cuidado la proxima vez puedes perder contra mí

Me asombro la rapidez con que habia usado su habilidad y sin que yo me di cuenta. Me solto y coloco su mano en mi cara.

-Debes irte ya

-Hasta luego Rita

-Adios Evans

Baje por las escaleras algo apresurado. Cuando llegue a la planta baja. suspire de alivio. Aquel encuentro había sido algo dificil de mantener pero com nunca estube nervioso.El hecho de estar a lado de una mujer me hacía perder la valentia que tenía.Pensaba que había solucionado el problema al entrenar con Veronica pero lo unico que había hecho era mirarla como un compañero de entrenamiento no como una chica en su totalidad, cosa que hice con Rita. Me di la vuelta y segui caminando por los pasillos en busca de la siguiente persona. Miraba las cartas que tenía y leyendo cada nombre a los que iban dirigidos. De pronto un golpe me sacudio la cabeza y cai al suelo, lanzando todas las cartas por los aires. Levante la mirada y vi que había un muchacho en frente mío en la misma situación que yo. Me di cuenta en ese momento que sin darme cuenta ambos habiamos chocado nuestras cabezas. Aquel muchacho estab adolorido y se frotaba la cabeza en signo de dolor.

Me puse de pie y caminando hacía el dije:

-Te encuentras bien

-Un poco adolorido, pero nada grave-dijo mientras abría los ojos y levantaba su mirada.

-Disculpa, estaba algo distraido-dije mientras le extendia la mano para ayudarlo a pararse.

Cogío mi mano y tire hacía atras. Se puso de pie y se sacudio la tunica que llevaba puesta.

-Disculpame tu a mí, debo caminar con más cuidado

-No te preocupes

-Pero si acabo de arruinarte el día, mira todo los papeles que están tirados, son tuyos

-Si

-Perdón

-Ya te he dicho que no tiene importancia

-Dejame ayudarte a levantarlos-dijo mientras se agachaba y tomaba alguna de las cartas.

Empezamos a recoger todo para que yo pudiera seguir mi camino pero no fue nada facil. Decidí hablar un poco para no aburrirme por el trabajo.

-Soy Evans Miller- dije mientras recogia un grupo de cartas- soy novato y tengo 19 años. Y ¿tú?

-Me llamó Risk Strahl. Tambien soy novato y tengo 18. El proximo año es mi iniciación.

-Vaya, así que estaremos en lo mismo

-¿En enserio?, que suerte, seguro tu tambien me destrosaras la cara-dijo con pocos animos

-¿A que te refieres?-dije algo confundido

-No lo ves soy muy debil

Habiamos recogido ya todas las cartas y las guarde en mi bolso de cuero. Lo mire y vi que era un muchacho de cabello gris, ojos plomos, delgado, alto y con la acostumbrada tunica de miembro de la hermanda.

-Mmmmm, pues yo no te encuentro diferente

-Eso es por que no has visto mis habilidades

-Pues que tipo de habilidades usas

-Uso electricidad

-Huau, enserio, que genial, yo uso el fuego

-Tu habilidad es buena para el combate a comparación de la mía que solo sirve para que yo me haga daño

-¿Que?

-Es que siempre que la usó, termino pasandome toda la corriente electrica yo mismo

-Mmmm, ¿entrenas?

-Si, bueno, un poco

-Pues no es suficiente, debes entrar más

-Pero ¿como?, no se comó usar mi habilidad

-A mí me pasó lo mismo y he mejorado mucho. Solo lo logre con mucho trabajo

-Pero yo no se comó usar mi poder

-Pues yo te ayudare

-Enserio, por que?

-Pues, ya te lo dije, yo he estado comó tú, si quieres llegar preparado para el proximo año, debes entrenar mucho y si lo hacemos juntos mejoraremos mucho

-Pues gracias, Evans-dijo con entusiasmo

-Bueno,tengo que seguir con mi misión, pero antes una pregunta, conoces al Maestro Jeremi Sharmes, al caballero Johan Trellon y al la novicia Herms Nian

-Solo conosco a uno de ellos, al caballero Johan Trellon, hablamos hace un buen rato en el primero de los salones que encontraras siguendo este camino. Creo que puede estar hay aún.

-Gracias,ire allí ahora mismo. Nos encontraremos luego para discutir lo de nuestros entrenamientos juntos

-Si, entiendo,nos vemos

Ambos nos despedimos y seguimos caminos diferentes.LOs pasillos se hicieron más amplios cada vez que me acercaba y finalmente estube enfrente del primer salón. Toque la puerta y una voz desde dentro dijo:

-Pasa,quien quieras que sea

Entre lentamente al salón y vi que había un hombre sentado en medio de el. Me acerque lentamente y dije:

-Disculpa tu eres Johan Trellon

-Si soy yo, necesitas algo

-Ten, estas cartas son para tí

-Oh, muchas gracias-dijo tomando las cartas con gran entusiasmo

-De nada. Con su permiso me retiro

-Gracias por entregarme la correspondencia

-Es un deber

-Dime que puedo hacer por tí

-Conoce al Maestro Jeremi Sharmes

-Si, pero no muy bien. Creo que debe estar en la oficina del encargado general de la academia

-Por donde es

-Pues, sigue el camino por donde están todos los salones y luego dobla a la derecha. Hay comiensa un pasillo corto,al llegar al final dobla a la izquierda y sigue defrente. La primera puerta que toques es la oficina del encargado de la academía.

-Gracias

-Cuidate

Sali del salón y segui las instrucciones que me había dado Johan. Sin embargo, al llegar al pasillo que me llevaria a la oficina del encargado de la academía, se me olvido que puerta era la que debía tocar. Segui caminando apresuradamente y llegue finalmente a la primera puerta.

-No recuerdo bien cual era pero creo que...

Vi que habían más tres puertas más a mi derecha y una al final del pasillo.

-Debe ser la del final, hay debe estar el encargado de toda la academia

Sin darme cuenta camine hacía la ultima y unos pasos antes de llegar allí, un sensación extraña abrumó mi cuerpo. Sentia como si estubiera cargando toneladas de roca y como si no pudiera moverme. La sensación se hizo más fuerte cuando intente dar un paso más y apoye mi mano contra la puerta. En ese instante todo volvío a la normalidad.De pronto una voz detras de la puerta dijo:

-Pasa

Abrí la puerta y vi que una figura se hallaba en medio de la habitación. Estaba en una postura de meditación y por lo que noté había un pentagrama dibujado en el suelo. Di unos pasos y dije:

-Señor disculpe, es usted...

-El encargado de la academia, pues nó

-Disculpe,me retirare

-No te preocupes Evans, tomá asiento

-Como es que?

-Volveras a repetir la primera situación que viviste en la hermandad conmigo.

En ese momento recorde comó el Maestro Elred supó mi nombre sin conocerme

-La información se transmite más rapido que los pensamientos


-Entonces es por eso

-En parte, tambien es por que conosco a todos los miembros de la hermandad

-Entonces usted es...- dije con nerviosismo

-Tomá asiento muchacho, insistó

-Si, señor

-Yo soy el lider de la hermandad, Lucas D'Merlonis Bastian

Hice una reverencia y me arrodille ante él con la cabeza agachada

-Oye, venga no hagas esó

-Si señor

-Y no me vuelvas adecir señor, jajajaja, hablemos con confianza Evans

-Si

-Supongo que estabas buscando al encargado de la academia

-Si señor, por una misión

-Oh, ya veó. Me permites las cartas

-Sí

Le entregue las cartas. El lider de la hermandad las tomó y cuando las tuvo en sus manos dijo:

-Justo comó pense

-¿Perdón?

-Estas cartas están codificadas con habilidades

-Codificadas con habilidades

-Si, hace varios días un grupo de espionaje de la hermandad recibio datos de que se infiltraria correspondecia peligrosa a nuestra hermandad

-Entiendo pero que tiene que ver eso con...

-Pues que estas cartas son el peligro, estan codificadas para cuando el maestro Jeremi Sharmes la toque, una explosión se desencadene


-Ya veo y que va hacer ahora

-Pues destruire las cartas

-No sera peligroso

-No si se hace de la manera correcta

El anciano extendio su mano tomando las cartas entre sus dedos. De pronto, unas extrañas marcas de color dorado comenzaron a rodear a las cartas. Flotaban en el aire y formarón una esfera de marcas encerrado a las cartas y creando una esfera de marcas doradas alrededor de ellas, alejada unos centimetros de la mano del lider.

-Impresionante, debe ser una especie de habilidad que rodea las cosas, pero cuales son sus cualidades...

De pronto, la esfera empezó a reducirse más y más, y vi como una extraña esfera de fuego azul, dentro de la esfera de marcas, comenzaba a surgir. Un destello de luz surgio de la esfera más grande y me cego los ojos. No pude ver por un buen momento, pero cuando mi visión regresó, me di con la sorpresa de que la esfera dorada formada por aquellas marcas extrañas había desaparecido. En el suelo, solo habían cenizas de papel recien quemado.

-Impresionante

-Jajaja, gracias y esó que use muy poca energia

Aquel comentario, hizo que la piel se me enfriara. Si erán tan peligrosas aquellas cartas , como fue posible que aquel hombre las neutralizara.

-Bien, Evans tu misión esta completa, puedes irte

-Pero señor, yo...

-Dile a Dimitri que cumpliste tu misión, eso es todo

-Gracias

-Ve- dijo mientras me hacía un gesto de despedida

Me puse de pie y sali de aquella habitación. Corrí por los pasillos y llegue nuevamente al jardín interior. Allí se encontraba el Maestro Dimitri. Me acerque a el y dije:

-Cumplí mi misión maestro

-Muy bien, ten- me dijo mientras me entregaba un bolso lleno de monedas

-Gracias

-Hablaremos otro día acerca de tu entrenamiento, sí, ahora tengo que ir a hacer algo importante, nos vemos

-Adios maestro

El maestro caminó hacia los pasillo y desaparecio en ellos. Yo por mi parte estaba algo confundido por lo que había visto en la habitación del lider. Sabía que para llegar a aquel nivel de desarrollo, se necesitaba más que un extrañas habilidades. Se necesitaba mucho esfuerzo y entrenamiento a diario. Me sente en pasto nuevamente y comencé a pensar en todo lo que tenía que hacer, y todo lo que había que hacer en las siguientes semanas.


Última edición por MaxGonzales el Jue Ene 20, 2011 9:16 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zona-mitologica.activos-foros.com
MaxGonzales
Admin
avatar


MensajeTema: Re: Misión: Repartiendo la correspondencia   Jue Ene 20, 2011 9:12 pm

Recompensas por Misión exitosa

230 puntos de experiencia
200 rodas

NPJ desbloqueados

Dimitri Adelberg

Rita Melnick

Risk Strahl

Lucas D'Merlonis Bastian

Johan Trellon
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://zona-mitologica.activos-foros.com
 
Misión: Repartiendo la correspondencia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» POEMA CRISÁLIDA
» devil may cry mision 10 dante y lady
» ZAC GALAXY MISIÓN SECRETA, de Jordi Sierra i Fabra
» MISION MALVINAS
» Sobre Mission

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Rol Mitologico :: Papelera :: Papelera :: La academia-
Cambiar a: